miércoles, 31 de marzo de 2010

Ágora


En primer lugar quería agradecer a Odiseo su petición de que comentara algo sobre esta película de la que tantas críticas se han hecho, tanto buenas como malas. Yo daré la mía desde mi humilde punto de vista (muchas gracias, Odiseo, por tu sugerencia).


Ficha técnica:


Dirección: Alejandro Amenábar.
Guión: Alejandro Amenábar y Mateo Gil.
Reparto: Rachel Weisz, Max Minghella, Oscar Isaac, Ashraf Bahrom.
Año: 2009.
Género: Drama. Historia.
Duración: 126 minutos aprox.
Premios: 7 Premios Goya (mejor fotografía, mejor diseño de vestuario, mejor maquillaje y/o peluquería, mejor dirección artística, mejor dirección de producción, mejor guión original, mejores efectos especiales), 6 nominaciones Premios Goya, 5 nominaciones CEC Award.


Sinopsis:

Alejandría, Egipto, año 391 d.C. La astrónoma, matemática y filósofa Hipatía enseña las ramas en las que ella destaca a los hijos de la gente bien de dicha ciudad, y entre ellos, además, está su siervo Davo. Mientras tanto, fuera del Museo en el que daba clases esta alejandrina, las revueltas entre cristianos, greco-egipcios y judíos incrementan cada día que pasa...


Comentario:

Para hablar de esta película dividiré en dos mis opiniones, la buena y la mala, y empezaré por la buena. Todo lo que tiene que ver con la parte de la escenografía es simplemente genial, la reconstrucción de la antigua ciudad de Alejandría, los rollos de papiro, el Museo de Alejandría, el detalle del aulós, las tomas desde el espacio, etc. Todo eso me gustó bastante y no hay nada que se pueda reprochar.

Pero toda moneda tiene su otra cara, y la película de Ágora no se libra de ciertos detalles que, si se hubieran tomado en cuenta, el filme podría haber sido de lo mejor que yo haya visto. Por ejemplo, empezamos con el nombre de Hipatía, que no es "Hipatia", sino "Hipatía", con acento en la segunda "i". Sobre este personaje no se han documentado muy bien que digamos, pues, que se sepa, la filósofa no tuvo ninguna noción sobre lo que en un futuro se llamarían Leyes de Kepler, es decir, que la órbita de la Tierra y demás planetas no es circular, sino elíptica. Fue Johannes Kepler quien recién iniciado el siglo XVII enunció dichas leyes en las que se demuestra este movimiento planetario, concretamente en la primera de ellas. Por lo que no hay que atribuir este descubrimiento a Hipatía si no hay pruebas que ni siquiera lo planteen. Es algo que no sé de dónde lo habrá sacado Amenábar para su película, y de esto ya hablé en otra entrada, que no hay que fiarse de lo primero que nos dicen, y menos en las películas.

Otro detalle que se pasaron por el arco del triunfo para hacer mucho más comercial la cinta cinematográfica es la edad de Hipatía, pues mientras que Rachel Weisz interpreta a una Hipatía que muere joven, la verdadera matemática murió con 61 años de edad, y dudo mucho que se mantuviera tan joven como aparece en la película. Parece mentira que con tanto cuidado que ha llevado Amenábar con la escenografía no se haya dignado en pedir a maquillaje, que se llevó su premio, que le pusieran a la actriz unos treinta años más, lo cual le quita realismo donde quiere aparentarlo.

Por no hablar ya de los actores en sí, que son de lo peor, esencialmente el personaje de Davo, pues es un muchacho que no cambia su expresión para nada, no me transmite nada, ni siquiera si de verdad estaba enamorado de Hipatía o no. En la película me quieren dar a entender que sí, de hecho han llegado a clasificar esta película como romántica (¿?), pero una cosa es lo que me quieran dar a entender, y otra cosa muy distinta y además muy importante es que el actor sepa transmitirme de verdad sus sentimientos hacia su ama, algo de lo que carece por completo. Y ya no sólo este actor, sino la película en sí, pues no hay ni un diálogo, ni una escena que me lo quieran comunicar.

También está la caracterización de los personajes, pues llega un momento a lo largo de la extensa cinta cinematográfica en que no logro distinguir a algunos de ellos, me resultan tan semejantes que me pierdo en la trama. ¿Y qué trama? Si os fijáis, en la sinopsis apenas he podido decir nada, pues yo no considero trama que, por un lado, una mujer dé clases a sus alumnos, y que, por otro lado, haya revueltas religiosas. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Apenas hay conexión entre ambas historias, pues parece que Amenábar ha querido rodar dos película en una, y esto se me hizo cansino. Cuando salí del cine, pues ésta es de las pocas veces que he ido a una sala de gran pantalla, estaba al borde de la confusión, me perdí bastante en la trama, no disfruté de una buena interpretación, sino que fue más bien mala, y lo único que pudo salvarse del filme es, como ya he dicho anteriormente, la escenografía y los pequeños detalles arqueológicos.

Por muchos premios que haya recibido, no es una película que yo volvería a ver, pues cuando mis padres me invitaron a visualizarla de nuevo cuando la alquilaron no tuve más remedio que rechazar la invitación, ya que sólo de pensar en volver a verla me produce desazón.

Puntuación: 4/10.

martes, 30 de marzo de 2010

Buñuelos de crema


Primeramente quería agradecer a Laurachan que me haya enviado esta deliciosa receta (¡muchas gracias, guapa!), la cual he preparado este fin de semana y que ha tenido bastante éxito en casa, salvo una cosilla que más abajo comentaré.

La receta está pensada para que salgan entre diez y quince unidades, según el tamaño de los buñuelos, pero cuanto más grandes, mejor, pues así se saborearán mejor.


Ingredientes:
  • 1 sobre de preparado de flan.
  • 1/2 litro de leche.
  • Azúcar.
  • 1 huevo batido.
  • Harina fina de maíz.
  • Aceite.

Elaboración:
  1. Del medio litro de leche separamos una taza y desleímos en ella el contenido del sobre del preparado de flan; el resto de la leche la ponemos a hervir en una olla a fuego medio y le añadimos unas seis cucharadas soperas de azúcar, removiendo de vez en cuando. Cuando rompa a hervir echamos la mezcla de la leche con el preparado de flan que tenemos aparte y no dejamos de remover.
  2. Cuando se haya cuajado retiramos la olla del fuego y echamos el contenido en una fuente. Lo dejamos enfriar un par de horas a temperatura ambiental y, cuando ya se haya enfriado, lo metemos en la nevera otro par de horas. Yo preferí dejarlo toda la noche en la nevera para que cogiera mejor forma, pero yo creo que un par de horas bastará.
  3. Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite, preferiblemente de oliva, y lo dejamos que se vaya calentando. Mientras tanto echamos en un plato hondo el huevo y lo batimos, y al lado ponemos otro plato con harina fina de maíz. Cuando esté el aceite bien caliente sacamos y hacemos bolitas, con la ayuda de dos cucharas, con el flan que teníamos reservado, lo rebozamos con la harina, lo bañamos en el huevo batido y lo echamos a la sartén. Un minuto después, más o menos, le damos la vuelta y, otro minuto después, más o menos, lo retiramos de la sartén y lo dejamos escurrir sobre otro plato previamente cubierto con papel absorbente de cocina. Se pueden ir echando varias bolitas al mismo tiempo en la sartén, pero se hacen tan rápido que apenas da tiempo a poner más de cinco o seis a la vez.
  4. Cuando hayamos hecho todas las bolitas y se hayan escurrido sobre el papel absorbente las echamos sobre otro plato con abundante azúcar y las rebozamos. También se puede mezclar con el azúcar un poco de canela. Conforme las vamos rebozando las iremos colocando sobre una fuente y las dejaremos enfriar a temperatura ambiental.
  5. Cuando se hayan enfriado un poco se podrán probar, pero si se meten en la nevera otro par de horas también estarán ricas.
Como se puede ver, la receta no es muy complicada y desde luego el resultado es exquisito para alguien al que le gusta lo dulce. La única pega que le veo es que hay que utilizar muchos cacharros (platos, olla, sartén, etc.) y mientras se fríen, como no puedo poner la tapadera porque se hacen muy rápidamente, la encimera se llena de gotitas de aceite, lo cual es algo engorroso. Pero por lo demás los buñuelos salen riquísimos, y ya digo que en casa han gustado bastante y me han pedido la receta también, así que, para quien se anime a hacerla, aquí la tiene.

Una vez más, muchas gracias, Laurachan, por habérmela mandado. Vosotros también podéis enviarme no sólo otras recetas, sino también vuestras opiniones con respecto a las que voy publicando aquí si os animáis a hacerlas en casa. Espero vuestros mensajes.

domingo, 28 de marzo de 2010

Cita de la semana

Esta semana propongo una frase que me gustó bastante de Manuel Azaña, político, periodista y escritor español (1880-1940):

"Si los españoles habláramos sólo y exclusivamente de lo que sabemos se produciría un gran silencio que nos permitiría pensar."

viernes, 26 de marzo de 2010

Nueva adquisición...


Después de tanto tiempo sin comprar nada nuevo ayer me llegó un nuevo manga, Kingdom Hearts II, tomo 1. Han tenido algunos problemas para mandarme el 1 y el 2 y la espera parece que llega a su fin. Ya tengo el tomo 1; a ver ahora cuándo me llega el 2.

Lo que aún no sé con exactitud es cuántos tomos tendrá esta segunda parte de Kingdom Hearts, si bien se rumorea que serán cinco según he visto por internet; buscando esto he visto también que ya se está preparando un nuevo ciclo con Kingdom Hearts 358/2, aunque de éste sí que no se sabe nada con respecto al número de tomos, ya que la serie sigue abierta en Japón.

Se me va a hacer muy larga la espera hasta que consiga terminar definitivamente con esta colección, pues no tengo costumbre de leer nada hasta que no esté completo, a no ser que no sepa muy bien si me convencerá o no la historia y me compro primero el primer tomo, lo leo y, si me convence, lo sigo comprando hasta el final (no me gusta tener nada a medio), pero si tengo la idea de que la colección me puede medio gustar la compro entera y a partir de ahí empiezo a leerla. Lo que no me agrada tanto es tener que leer un tomo, esperar dos meses a que salga el siguiente, cuando sale al fin releer el primero para poder leer el segundo, esperar otros dos meses, releer el primero y el segundo para seguir con el tercero, esperar otros tantos meses, y así sucesivamente. Y con Kingdom Hearts, que ya la saga de videojuegos me encantó, sé que me va a gustar, por lo que estaré mordiéndome las uñas (vicio que me costó dejar hace unos años) hasta que pueda completar todos los tomos y poder empezar a leerlo y disfrutarlo.

jueves, 25 de marzo de 2010

Final Fantasy XIII - Primeras impresiones


Por este juego me compré la PS3, y, por supuesto, no pude resistirme a probarlo después de haber jugado un ratito a La leyenda de Spyro y a Madagascar 2, los cuales tienen mucho que envidiarle a Final Fantasy XIII...

Aviso que aquí voy a incluir algunos spoilers que, si bien aparecen nada más empezar la partida, habrá quien aún no tenga la oportunidad de disfrutar de este magnífico juego y prefiera continuar en el desconocimiento de la trama (el que avisa no es traidor...).

El opening del juego que hoy nos atañe es simplemente espectacular, con unas escenas y un realismo hasta ahora nunca visto, al menos por mí. Los de Square-Enix se lo han currado y los resultados no podían ser menos que asombrosos. Las caracterizaciones de los personajes, si bien está tratado hasta el más mínimo detalle, recuerdan a otros diseñados por Tetsuya Nomura. Por ejemplo, la primera vez que vi a Lightning (la chica de la portada del juego) me dije: "Ésta es Cloud pero en chica", y poco me equivoqué, pues, al inicio del juego, descubres que es una ex-soldado que ahora lucha contra la empresa que la tenía contratada (¿os recuerda eso a algo...?). Además, aparece Snow, un joven musculoso que intenta ser lo más parecido a un héroe y que, más bien, lo que acaba pareciendo es uno de los personajes de Final Fantasy VIII; me refiero a Seifer, con una larga gabardina y un negro gorro que oculta parte de su rubia cabellera (en Kingdom Hearts 2 lleva este atuendo). Junto a él lucha Gadot, un "armario empotrado" (como dice mi madre a aquellos que parecen dedicarse a la halterofilia) que recuerda mucho a Wakka por el peinado anaranjado y su complexión, además de la forma de hablar. Y si pasamos a la alegre Vanille nos viene a la mente nada más verla la albhed más famosa de la saga, Rikku, pues ambas llevan atuendos similares y sus caracteres son aún más parecidos si cabe. Por otro lado, cuando vi por primera vez a otra de las que compone el equipo de NORA me dije: "Me recuerda a Leblanc por las ropas", y luego resulta que hasta en el nombre se parece: Lebreau. Está también Sazh, un hombre con un pelo que recuerda al de los Jackson 5 y que ayuda a Lightning en aquello en lo que ésta se encuentra involucrada (todavía no se sabe qué es lo que está tramando exactamente) y que lleva siempre consigo un polluelo de chocobo, algo bastante enternecedor y que a mí me ha emocionado con mucho, ver a esa criaturita entre tanta lucha y combate de por medio. También hay un muchachito acompañado por Vanille, Hope, que recuerda mucho a Shuyin por el peinado y las ropas y que ya desde el principio del juego vive una desgracia de lo más trágica, bueno, todos los personajes lo están pasando igual o peor que él, y aún no se sabe por qué; el caso es que, parece ser, han sido engañados para ser exterminados...

Algo bueno del comienzo de Final Fantasy XIII es que en media hora de juego ya han salido casi todos los personajes principales del grupo de los buenos, por llamarlo de alguna manera, pero todavía faltan muchos más por salir. Pero a ver en qué juego de la saga te salen ya unos diez personajes principales en tan sólo media hora de juego...

El sistema de batalla es de tiempo continuo, es decir, no hay turnos como el Final Fantasy X ni manejas a todos los personajes durante el combate. Durante el mismo tan sólo estás pendiente del personaje líder en ese momento, y digo "en ese momento" porque, en la hora y media que he estado jugando, he manejado en la batalla como líder a cuatro personajes (Lightning, Snow, Vanille y Hope); los que te ayudan en la pugna pelean por su cuenta. De momento tan sólo se debe estar pendiente de la VIT de cada uno de ellos. Una novedad es que una sola poción cura a todo el grupo. Al terminar la batalla aparece otra novedad: el efecto sorpresa, pues se puede pillar por sorpresa a un enemigo o más (esto es algo que todavía no he logrado descubrir cómo se hace exactamente). Pero lo que se echa de menos es la puntuación para subir de nivel, algo que, parece ser, no existe en este juego; mirando en las instrucciones indican éstas que para subir los parámetros hay que completar lo que podemos reconocer como "tablero de esferas" en Final Fantasy X, pero aún no he llegado a la parte donde expliquen esto. También valoran el tiempo que has dedicado al combate, pues si ha sido menor que el que el juego estima te dan una puntuación más alta.

En esa hora y media que he estado jugando el escenario ha sido el mismo todo el tiempo y, como es típico en cualquier juego de la saga, los personajes desarrollan una historia que el jugador aún no termina de comprender si no es avanzando cada vez más en el juego. Me atrevería a decir que Lightning, ya que físicamente y en lo de ex-soldado se parece a Cloud, será como éste, haciendo de mala pero, en el fondo, buena persona. Y Snow habla de su prometida, a la que va a buscar en una moto voladora surcando ese caótico escenario en el que la gente muere por momentos intentando salvar su vida, y me da a mí que esa prometida es Lightning... Puede que me esté equivocando (y lo más seguro es que así sea), pero, acierte o no, me gustaría averiguarlo por mi cuenta, por lo que ¡no me contéis nada, por favor!

Por otro lado, he tenido oportunidad de escuchar la banda sonora y, desde luego, se echa de menos a Nobuo Uematsu, ya que la música de Masashi Hamauzu desde Final Fantasy VII: Dirge of Cerberus no me gustaba mucho. Son cuatro los CDs que comprenden la banda sonora de Final Fantasy XIII y, quitando cuatro o cinco pistas, las demás resultan similares entre sí, bastante monótna, la mayoría no tienen una melodía pegadiza como cualquiera de las anteriores entregas de la saga. Habrá que ver cómo queda acompañando a los personajes a lo largo de todo el juego, pues es ahí donde una banda sonora demuestra si es realmente buena o no.

El juego de por sí engancha desde el primer minuto, pues tan sólo pensaba jugar una media hora y al final ha sido una hora más, y me costaba desengancharme. Esto promete y estoy deseando poder disponer de tiempo libre para jugarlo a ratos cada día, pues todo lo que me falta de tiempo ocioso me sobra de ganas. Me pica la curiosidad de descubrir quién es la prometida de Snow, qué es lo que Hope quería decirle a este héroe, qué trama Lightning, por qué Sazh no tenía más remedio que ayudarla y, sobre todo, por qué está muriendo tanta gente inocente, y saber cuándo van a salir de ese abismal caos para salvar sus vidas...

Ser friki


También de Muga es este blog de Ser friki, donde podemos encontrar cualquier cosa relacionada con el mundo nipón, desde mangas y animes hasta un mercadillo particular, pasando por doramas y algo de cine. Ahora mismo Muga busca colaboradores para su blog, por lo que si alguien está interesado no tiene más que pasarse por Ser friki y dejar su propuesta.

Muga Asian Films


Todo un archivo de películas asiáticas organizado en Muga Asian Films, llevado a cabo por Muga, quien sabe mucho de cine asiático. Si queréis conocer todo lo que se cuece en este mundillo no podéis dejar de visitar este cinéfilo blog.

Blog de Mundo Tomoko


Siguiendo con mi compromiso de hablar un poquito de cada uno de los blogs que tengo afiliados, hoy presentaré las tres últimas incorporaciones. Empezaré con el Blog de Mundo Tomoko, un blog en el que hay cabida para todo tipo de temas, desde música j-pop hasta reseñas de mangas, pasando por curiosidades y algún que otro cuento. El blog lleva poquito tiempo en activo, y como empezar no siempre es fácil desde aquí le mando a Tomoko mucho ánimo y para cualquier duda aquí estamos...

miércoles, 24 de marzo de 2010

Madagascar 2 - Primeras impresiones

Hoy paso a hablar de Madagascar 2, un juego que, si bien la película mereció la pena verla por los pingüinos, después de jugar casi una hora no llegaron a aparecer, pero, claro, el juego no se centra tan sólo en ellos. En fin, paso a comentar el mismo.

El sistema de juego es de lo más simple, apenas tienes opciones, sino que el rey Julien, ese loco lemur cuya voz no se parece en nada a la de la película (es que ni intentarlo, ya que es una voz muy característica) te va diciendo exactamente lo que debes ir haciendo. Vas alternando los personajes principales (Alex, Marty, Melman y Gloria), cada uno con unas características especiales para el desarrollo de cada uno de los minijuegos que Julien te va presentando. Cada vez que no se supera uno de estos sencillos minijuegos se vuelve a empezar con el mismo, hasta que lo superes (de momento sólo hemos fallado una vez en tres minijuegos, pero no es difícil pasarlo a la segunda, por lo que no sé si el jugador se quedaría atascado en el minijuego que no logre superar, pero esto no es fácil que ocurra). Esto es algo que no me gusta, la poca flexibilidad del sistema de juego. Mi pareja y yo nos íbamos turnando las pruebas, y ya tanta sencillez nos cansaba un poco. Insistíamos a ver si aparecían los pingüinos, pero nada, así que, cuando pasó casi una hora de juego, lo dejamos para otro día, para cuando tengamos ánimo para seguir obedeciendo las instrucciones del rey Julien.

Antes de iniciar la partida puedes competir con otro personaje en ciertos minijuegos que se salen de las obligadas pruebas del rey Julien y en los que puedes elegir el nivel, el personaje con el que quieres jugar, etc.

Cuando nos animemos a engancharnos a Madagascar 2 y lo juguemos de cabo a rabo le daré, como dije ayer con el de La leyenda de Spyro, una calificación más justa; hasta entonces lo dejaré en el aire...

martes, 23 de marzo de 2010

La leyenda de Spyro - Primeras impresiones


Pues al final no pude resistirme y abrí la caja de la PlayStation 3. Mi pareja y yo cogimos la consola, la instalamos y nos pasamos la tarde probando los tres juegos que tenemos para la misma, así que esta semana voy a dejaros unas primeras impresiones de cada uno de estos juegos.

Hoy empiezo con La leyenda de Spyro. Es un juego que nunca habíamos probado y vamos un tanto perdidos, pero la verdad es que se deja jugar. Al parecer es el último capítulo de una trilogía desarrollada por Sierra Entertainment; la pena es que los dos primeros capítulos no los hemos catado y no tenemos ni idea de qué va la historia...

Después de una larga introducción en la que únicamente se puede limitar el jugador a mirar, empezamos a manejar por fin a Spyro y, si se tienen dos mandos, a Cynder; en nuestro caso, como tan solo disponemos ahora mismo de un mando pues nos hemos ido turnando. El estilo es bastante parecido al de un Final Fantasy cualquiera: hay objetos que te restablecen la vida, otros que te proporcionan otros puntos, etc. La primera vez que manejas a Spyro es en una batalla (de hecho, apenas puedes hacer otra cosa al principio), y puedes volar, dar volteretas, etc. Durante la batalla te irán saliendo unas instrucciones indicándote lo que debes hacer para conseguir mayor bonificación o mejor resultado en las batallas. Un poco más adelante, si se juega con un solo mando, se puede cambiar a manejar a Cynder.

Hemos estado jugando una media hora a La leyenda de Spyro y se ve muy entretenido, pero la pega es que no sabemos nada de lo que sucedió anteriormente y, claro, nos perdemos en la historia, no sabemos qué hacían Spyro y Cynder congelados, qué pasó tres años antes, etc. Sin embargo, el juego, cuyas voces están dobladas al español, tiene muy buena pinta y creo que podría disfrutar aun sin conocer los hechos precedentes. Más adelante me dedicaré a jugarlo a ratos por la tarde y podré darle una valoración final y más apropiada, ya que con tan sólo media hora de juego no se podría dar una calificación justa.

domingo, 21 de marzo de 2010

Cita de la semana

No podía venirme mejor esta semana con todo el asunto este de la PS3 una frase como la que pronunció Rafael Amor, cantautor argentino (1948- ), en un concierto que dio en Madrid el 26 de julio de 1994, y le quedó bastante graciosa:

"La ociosidad es la madre de todos los vicios. Y es verdad, pero es una madre y hay que respetarla."

sábado, 20 de marzo de 2010

Al final cayó...

Todavía no doy crédito a lo que hicimos el miércoles por la tarde; mi pareja y yo fuimos a darnos una vuelta por los centros comerciales y nos dio el puntazo: al final nos compramos la PlayStation 3. Entramos en el establecimiento y nos tiramos, sin exagerar, unos veinte minutos pensándonoslo, porque el precio, aunque ahora está a la mitad de lo que pedían el día que salió a la venta, sigue siendo caro, pero empezamos a darle vueltas y comparando los precios de la PS3 con y sin juego; si comprábamos la Slim con un juego aparte había que llevar cuidado con el juego que era, pues los precios tampoco son moco de pavo. Mi pareja quería llevarse el Pro Evolution Soccer 2010, pero el precio era considerablemente superior al de cualquier otro juego menos conocido, pero llevarnos uno que no nos diga nada también sería tirar el dinero. Comprar la PS3 sin ningún juego tampoco nos convencía, pues gastarnos unos trescientos euros en una consola para un único juego (aunque ya lo tenía comprado) parece también un absurdo. Finalmente nos vamos a los packs, pero hay juegos que no nos dicen nada; ni el Tekken 6 nos llamaba la atención ni un pack con dos películas en BluRay, y más aburrido nos parecía un juego de coches (a mí, por lo menos, no me motiva). Pero luego vimos un pack que llevaba dos juegos, La leyenda de Spyro y Madagascar 2, que, si bien no son unos juegos que hubiéramos comprado a cuento de nada, nos motivaban más que los anteriormente citados (por lo menos los pingüinos de la película de Madagascar son bastante divertidos). Así que nos fuimos al mostrador y decidimos llevárnosla, todavía algo temblorosos por el gran cargo que nos encontraríamos al poco tiempo en nuestra cuenta.

Una vez sacada la cartera para pagar el dependiente nos pregunta si estaríamos interesados en contratar un seguro para la consola. Nuestra primera idea era decir: "No", pero el muchacho nos explicó que la PS3 sólo tiene un año de garantía, y que con el seguro que nos ofrecía se ampliaba a tres años. Nos tomamos nuestro tiempo para decidirlo porque el total sumaba otros cuarenta euros. Al final aceptamos contratar ese seguro, y no porque nos dejemos persuadir tan fácilmente (y menos cuando se trata de soltar dinero), sino porque hace unos meses la PS2 cumplió dos años y justo ahí dejó de funcionar, a cuento nada, simplemente metías el disco y no se molestaba en leerlo. Vamos, que la garantía es como el tiempo de "vida" de una consola. La llevamos al servicio técnico de Sony y nos pedían por arreglarle el lector (que era lo que le fallaba), nada más y nada menos que ¡150 euros! Cuando fuimos a recogerla porque no nos interesaba que nos la arreglara el tío nos miró mal y se molestó (¿Qué pretende, que le soltemos 150 euros por cambiar una pieza?). Pues lo que hicimos fue comprarnos una nueva, sin juego, por 84 euros, y otros dos años de garantía. Vamos, que el del servicio técnico nos iba a cobrar lo que dos PS2 nuevas. Y como la PS3 ahora mismo está bastante cara, pues no creo que nos vayamos a comprar el año que viene una nueva, que no estará tan barata.

El caso es que al dependiente se le iluminó la bombilla y, tras aceptarle pagar el seguro, nos sacó una pequeña caja con unos gatillos para botones R y L (Real Triggers o algo así), que valía 2,90 euros, pero ya estábamos abrumados por el total que debíamos pagar. Cuando le dijimos que no nos interesaba (¿y para qué quiero yo eso?), nos dijo: "¡Pero si es muy barato! Por tres euros de nada..." Sí, sí, pero, ¿y los cuarenta euros que hemos pagado de más? No contento con eso nos sacó un adaptador de mandos de la PS2 para la PS3, que valía 9,95 euros, y de nuevo declinamos la oferta. El caso es que el dependiente quería hacer su agosto con nosotros... Vamos a ver, que vayamos a comprar una consola tan cara (porque sigue siendo cara) no quiere decir que seamos unos ricachones y que no sabemos qué hacer con el dinero, sino que, ya que trabajamos y nos ganamos el sueldo, no va a ser todo para hipoteca y facturas, más bien, puesto que tenemos algún ahorrillo y nos lo podemos permitir, pues nos compramos la PS3, y con un par de juegos más para sacarle provecho, pero dudo que podamos permitirnos el lujo de ir a comer a un chino en mucho tiempo... Bueno, para eso tenemos la PS3, para no aburrirnos en casa...

Todavía tenemos cierto recelo a abrir la caja, pues aún dudamos si no ha sido un capricho demasiado caro. Hoy es sábado y desde el miércoles que la compramos aún está precintada. Quizá la abramos hoy, quizá la devolvamos el lunes, no sé qué haremos...

viernes, 19 de marzo de 2010

Relatos verídicos


Ficha del libro:

Autor:
Luciano de Samosata.
Editorial: Alma Mater.
Título original: Alethon Diegematon.
Idioma original: Griego antiguo.
Año de edición: 2007.


Sinopsis:

Como si del mismísimo Odiseo se tratara, el protagonista de esta historia, cuyo nombre no menciona el autor, vive las más increíbles experiencias navegando de una isla jamás conocida a un país extraordinario, pasando por el Tártaro e incluso por conocer a los pueblos enfrentados que habitan en el interior de una ballena... Viajes fantásticos y jamás pensados son narrados por este autor de Samosata que no hace más que criticar todo aquello que parece sagrado y que no es más que una sarta de patrañas creíbles en su época...


Comentario:

Harto de las historias fantásticas narradas por Heródoto, Hesíodo y, sobre todo, por Homero en la Ilíada y en la Odisea, Luciano nos presenta sus Relatos verídicos como una reivindicación en favor de la verdad, pues, como él mismo dice, los autores arcaicos olvidan la importancia de lo certero, dando lugar a confundir al pueblo y hacerle creer personajes y situaciones que jamás existieron. Luciano se dedica a parodiar y satirizar todo aquello relatado por los autores más importantes de los inicios de la historia de la literatura universal.

Los viajes del protagonista de esta historia, narrada en primera persona, son sumamente exagerados, como soldados montados a lomos de gigantes avispas, o como una tribu donde no existían las mujeres y se reproducían dando a luz por la parte de la pantorrilla, así como dos pueblos enfrentados por ampliar sus territorios situados nada más y nada menos que en el estómago más profundo de una ballena.
Resulta también cómica la escena en la que el protagonista de la historia conoce a Odiseo en persona, quien le pide llevar una carta a Calipso en la que le cuenta que se sentía más feliz a su lado que junto a Penélope y que, en cuanto pudiera, escaparía para ir a su lado y aceptar la inmortalidad que la diosa le ofrecía.

Conforme vamos leyendo el libro nos damos cuenta de que Luciano ha sido leído por numerosos autores que han basado sus historias en los textos de este satírico de Samosata, como es el caso de Jonathan Swift, quien se inspiró en el libro que nos atañe para componer su obra más famosa, Los viajes de Gulliver. También es prácticamente seguro que Julio Verne haya conocido los textos de Luciano, pues éste ya narra en los Relatos verídicos un viaje a la Luna, relato en el que pudo inspirarse para escribir su célebre De la Tierra a la Luna. Y si nos ponemos a reflexionar un poco en lo poco que llevo escrito nos damos cuenta de que Disney también ha leído a Luciano, pues no hace falta que diga en qué clásico de esta gran productora de dibujos animados un anciano carpintero vive durante un tiempo en el interior de una ballena...

Así las cosas, podemos sacar en claro que nada nuevo hay bajo este sol, y que los más grandes autores se han inspirado en otros que apenas se conocen, por lo que yo os animo a leer a los clásicos, pues de ellos han surgido las más fantásticas historias y a partir de ellos han germinado otras tantas...

Puntuación: 7/10.




jueves, 18 de marzo de 2010

Cuidado con los datos...

Soy una persona inquieta y por mi propia naturaleza no me creo lo primero que me dicen, sino que suelo caer en el escepticismo y desconfiar de los datos que me rodean. Digo esto porque tengo un gadget, o como se llame, en el sidebar (siempre rodeados de anglicismos) en el que aparecen efemérides de tal día como hoy, y no he podido evitar fijarme en una gran errata en cuanto a fechas, pues, según la tabla, Cayo Julio César Augusto Germánico, "Calígula" para los amigos, fue nombrado emperador en el año 2037... Teniendo en cuenta que aún falta veintisiete años para alcanzar esa fecha no hay duda de que es un gran disparate.

Es un error que desde aquí no puedo rectificar, pues no soy yo quien escribe en ese cuadro. Lo que sí puedo hacer es llamaros la atención en todo lo que a datos se refiere, y esto lo sé muy bien por experiencia propia. No os dejéis engañar por lo primero que os digan.

Yo siempre he defendido que la sabiduría está en los libros que leemos y los que no leemos, pero hace unos años alguien me dijo "¡Cuidado!", pues los libros también nos engañan. Es por esto que os quiero contar dos casos concretos.

El primero me ocurrió hace unos años, en una asignatura de la universidad donde estábamos tratando la historia de Grecia, país que de siempre me ha encantado y que, por cierto, después de esperar catorce años para viajar al país de la cuna de la civilización me encontré con que fuera de la Acrópolis todo lo demás era justamente lo opuesto a lo que uno espera hallar. El caso es que quien me conoce bien sabe que regalarme un libro que trate sobre el territorio heleno es un acierto seguro, hasta que me regalaron el típico libro llamado "Historia de la Grecia Antigua", escrito por alguien "extranjero" (prefiero omitir el nombre), en cuya portada aparece la estatua broncínea de Posidón. Es el típico libro que se ve en cualquier feria del libro, cuyas páginas gruesas y amarillentas infunden respeto por el grosor que le proporcionan al libro. Yo estaba tan feliz con mi libro que pensé que me ayudaría a estudiar dicha asignatura y prepararme mejor el examen, hasta que, comparando mis apuntes con lo que ese autor apuntaba en sus páginas, comprobé que no coincidían fechas ni escenificaciones. En mi asombro, y siguiendo esa inquietud que heredé de mi padre, me dirigí al despacho de mi profesor para comentarle el caso, libro en mano, y mostrarle las diferencias que había entre lo que él impartía en clase y lo que esos textos exponían. Mi profesor no pudo evitar reírse, y yo seguía sin saber qué pasaba, pero lo que me contó no hizo más que agrandar mi asombro: resulta que ese nombre forastero es un pseudónimo de un estudiante de historia español que, tras varios intentos de que le publicasen algo, porque, al parecer, no terminaban de aprobarle los estudios que realizaba sobre el tema, se publicó él mismo sus afanes, se hizo llamar de otra manera y, no sólo eso, sino que los otros libros de la colección (historia de Roma, historia de Egipto, etc.), con otros nombres, y también extranjeros, los ha publicado él mismo. ¿Sorprendidos? Pues esto es algo muy corriente, que alguien, desesperado por que le publiquen cualquier cosa, es capaz de pagar para que se lo publiquen, y así ocurre con muchos libros.

Tengo, por otro lado, un libro de la Eneida, de Virgilio, también obsequio de un cumpleaños, que, al leer sus páginas, me resultaba algo extraño, y no sabía por qué; cogí el texto
original en latín y pude comprobar con mis propios ojos que el traductor se había saltado los versos más complicados, es decir, no quiso escudriñar por más tiempo el significado de lo que el poeta latino deseaba transmitir en esos hermosos versos que el traductor, directamente, se los saltó, como si no pasara nada. Cierta es la sentencia italiana que dice aquello de traduttore, traditore ("traductor, traidor"), pues nunca se podrá traducir de una lengua a otra al pie de la letra (nunca mejor dicho) lo que el autor, en su lengua original, expresa o desea expresar, pero lo de saltarse líneas y dejárselas sin traducir ya es pasarse.

El truco está en informarse de quién escribe. Si nos fijamos, hay libros en cuya contraportada hablan un poco del autor, sus escritos anteriores, sus estudios, sus dedicaciones, etc. Estos dos libros que he citado, en concreto, no muestran nada referente al autor, y cuando digo "nada" es "ná de ná", y esto es algo que debemos tener siempre en cuenta, para no creernos lo primero que nos dicen.

En cambio, hay otros libros que, aun siendo escritos por autores importantes y reconocidos, tienen algunas pequeñas erratas, como es el caso del "Corazón de Ulises", de Javier Reverte, que es un libro del que ya hablaré más adelante, pero que, aunque perdonables, tiene algunos pequeños errores.

Y esto no sólo ocurre en los libros, sino también en el cine, y en ciertos casos me pareció de lo más indignante. Lástima de dinero que me gasté cuando fui a ver la película de "Troya": yo me leí con nueve años la "Odisea" que, para los muchos que no sabeis esto, lo del caballo de Troya es de este libro, y no de la "Ilíada", libro que también me leí en su momento, y a mí que me diga Wolfgang Petersen, el director de la película, en cuál de esos dos libros, que, según dice, ha leído y ha estudiado mucho sobre el tema, Homero cuenta que Aquiles se introdujo en el caballo de madera... ¡Indignante! Claro, cualquiera que vaya a ver la película dirá: "Ah, pues Aquiles estuvo dentro del caballo de Troya y gracias a él ganaron la guerra!" Nada más lejos de la realidad (dentro de la ficción, por supuesto).

Homero, cuya existencia aún se debate (ya hablaré de esto en otro momento) nos cuenta que Paris Alejandro, el que supuestamente raptó a Helena, mató a Aquiles hiriéndole en su único punto débil, el talón (de ahí que se llame "talón de Aquiles"), pues su madre Tetis lo sujetó de esa articulación cuando lo bañó en el río Estigia para proporcionarle la inmortalidad; con la muerte de este héroe, los griegos tenían la guerra por perdida, hasta que al ingenioso Odiseo (o Ulises, como queráis) se le ocurrió infiltrarse dentro de un gran caballo de madera con los mejores guerreros y dejarlo ante las grandes puertas de Troya como una ofrenda de los dioses, patraña que los troyanos se creyeron, y borrachos tras la fiesta en la que celebraban la falsa victoria se quedaron tan dormidos que, al salir los griegos del caballo, fueron aniquilados por los aqueos. Esto es lo que cuenta Homero, y Aquiles nunca llegó a estar dentro de ese engaño, pues estaba ya en el inframundo.

Y tanto que ha estudiado Petersen a Homero, que me diga también en qué momento de la "Ilíada" (o la "Odisea", si quiere) Menelao muere durante la guerra de Troya, que quisiera yo saber, pues, con quién se vuelve Helena a Esparta, y de dónde nace entonces Hermíone, si, según Petersen, su padre fue asesinado durante la guerra. Y que me explique también Petersen desde cuando Patroclo es primo de Aquiles, pues esto no es otra cosa que ocultar la gran amistad que había entre estos dos combatientes, algo que no encuentra explicación el director de esta película, que dos hombres sean tan grandes amigos sin que les una ningún lazo sanguíneo.

Y lo mismo pasa con la película de "300", que es mucho peor que la de "Troya", empezando por el vestuario, a ver desde cuándo los espartanos, que no perdían el tiempo en aprender a leer siquiera para dedicarlo por completo a la guerra y al ejército, iban a pecho descubierto para combatir, exponiendo más fácilmente así su vida. Y cuyo director, Zack Snyder, dijo aquello de: "Leónidas nunca peleó contra lobos y rinocerontes, pero quedaba bien para la película..." Si nos ponemos así también hubiera quedado mejor que los trescientos espartanos mandaran un sms a Atenas pidiendo refuerzos, y que estos vinieran en un jet cargados de bombas atómicas y destruir de una vez a los numerosos persas que intentaban invadir Grecia, y que luego estos resucitaran con las bolas de dragón y volvieran a pelear para obtener su revancha... ¿Te parece mejor guión éste, Snyder? También esto queda bien; el caso es distorsionar la historia y hacerla más comercial, dejando una idea falsa a los espectadores...

Al final he acabado escribiendo mucho más de lo que me hubiera gustado, pero he querido dejar claro que no es oro todo lo que reluce, que no es cierto casi todo lo que nos quieren transmitir, por lo que desde aquí os animo a que indaguéis y comprobéis todo aquello que os quieren hacer creer, que os aseguréis de que los libros, sobre todo los de consulta, están escritos por expertos reconocidos, y que tengáis en cuenta que no siempre, porque se haya visto la película, ya conocéis la historia, sea de ficción o, más crudo, sea no ficción...

miércoles, 17 de marzo de 2010

Epotrans Mai


Ficha del libro:

Autora:
Yuu Watase.
Editorial: Glénat.
Título original: Epotoransu! Mai.
Idioma original: Japonés.
Año de publicación: 1994.
Número de tomos: 1.
Género: Shôjo.


Sinopsis:


Por su decimosexto cumpleaños los padres de Mai le regalan una agenda electrónica que oculta un secreto: tras teclear por error la palabra Epotrans Mai conoce al genio virtual que habita en dicha agenda, Takuma, quien le concede una función especial por haberle encontrado. Nuestra protagonista está enamorada de Hiroki, un chico algo atolondrado y fascinado por el mundo del manga y anime destinado a niños pequeños como Doraemon y que desconoce por completo los sentimientos de Mai, por lo que ésta, cuyo problema es que se siente incapaz de hablar con él debido a su alto grado de timidez, decide que su función especial será la de adoptar la apariencia de aquella persona cuyos rasgos grabe en su agenda electrónica, de manera que pueda acercarse a Hiroki y hablar con él sin ponerse nerviosa. Pero esta función, más que ayudarla, la pondrá en más de un aprieto... Si a esto le añadimos que Hiroki está enamorado de la bella Shirosaki y que pronto aparecerá una rival en su lucha por el amor del muchacho tenemos enredos y situaciones tanto cómicas como dramáticas aseguradas al más puro estilo Watase...


Comentario:

Definitivamente Watase se ha convertido, junto a Wataru Yoshizumi, en una de mis mangakas favoritas, pues manga suyo que leo, manga que me gusta. Las más de trescientas páginas que comprenden este tomo único hacen que el lector disfrute con los dibujos y la trama de Epotrans! Mai. Desde luego el final no era el que yo esperaba, pero no podía ser más emotivo.

Aunque también debo decir que a la hora de crear los personajes Watase no se lo ha currado mucho que digamos, pues los tres protagonistas recuerdan muchísimo a otros de Fushigi Yûgi, ya que Mai es muy parecida a Miaka (salvo por los dos moños tan monos que lleva a lo largo de toda la historia), Takuma tiene un aire a Tasuki (con el mismo peinado y pendientes prácticamente iguales), y Hiroki, salvo por la trenza, es un calco de Tamahome. Pero esto no quita que Watase haya cuidado cada detalle a la hora de dibujar cada uno de los personajes; quizá a la pobre, después de dieciocho tomos, le haya costado quitarse el tick de dibujar una y otra vez los personajes de Fushigi Yûgi.

Por otro lado, la mangaka intenta hacer una crítica de cómo los aparatos electrónicos influyen en una persona a la hora de establecer relaciones con la gente. Mai es muy tímida y no puede evitar ponerse nerviosa cuando intenta hablar con Hiroki, por lo que recurre a Takuma para transformarse. Esto en la vida real no sucede, el poder adoptar la apariencia de otra persona, por supuesto, pero sí que es frecuente recurrir a las nuevas tecnologías para relacionarse con la gente, véase el messenger, facebook, chat, etc. Es algo a lo que Watase nos invita para reflexionar, pues, aunque parezca extraño, hoy en día parece que a la gente, sobre todo a la juventud actual, le es más fácil relacionarse virtualmente que cara a cara, y es algo que de un tiempo a esta parte me ha llamado la atención, ya que en mi adolescencia bastaba con ir a casa del amigo o amiga de turno e ir a darnos una vuelta por el barrio o el centro, pero hoy en día parece que si no quedas dando un toque al móvil o "hablando" por el messenger no puedes "relacionarte" con nadie, y si nos ponemos a pensar en esto quizá Watase tenga razón, es posible que nos estemos enfrentando a un mundo cada vez más frío y sombrío en el que el hombre ya no pueda ser él mismo sin tener que recurrir a las nuevas tecnologías que cada día van creando más y más adicción...

Volviendo al manga, sólo me queda decir que he disfrutado con cada una de sus páginas y que es totalmente recomendable para todo aquel que se deleite con las obras de Watase y, si no la conoce, para todo aquel que disfrute con un shôjo nada empalagoso y divertido.

Puntuación: 10/10.

martes, 16 de marzo de 2010

Castillos de Cartón



Ficha técnica:



Dirección: Salvador García Ruíz.
Guión: Almudena Grandes y Enrique Urbizu.
Reparto: Adriana Ugarte, Biel Durán, Nilo Mur.
Año: 2009.
Género: Drama.
Duración: 94 minutos aprox.


Sinopsis:

María José es una estudiante de Bellas Artes que conoce a dos compañeros de clase muy particulares, Jaime y Marcos. Estos dos están enamorados de ella, y Jose, como la llaman ellos, de Jaime y de Marcos, pero el número tres no representa ningún problema a la hora de mantener una relación entre ellos...


Comentario:

Ya adelanté que me daba mala espina que una película la proyectaran en un pequeño cine de un pequeño pueblo cercano a la capital y que tan sólo estuviera dos semanas en cartelera, y no me equivoqué. Cuando llevaba diez minutos de película empecé a inquietarme, pues no sabía si ahorcarme por los pies o tragarme el filme entero para que luego no digan que critico sin saber; una vez terminó seguí con las mismas ganas de ahorcarme por los pies...

Los actores son de lo peorcito que hay (intento suavizar mi indignación). Ugarte, aunque sea la estrella en la serie de La señora, considero que le queda mucho por aprender, ya que su cara no expresaba nada de nada, es más, su expresión era exactamente la misma en una intensa escena de cama que en otra donde pinta un cuadro. Dicho sea de paso, esto es algo que critico de la película, que se ha centrado más la trama en las escenas eróticas que en la historia en sí, pues a veces tenía la sensación de que lo que estaba viendo era una película pornográfica. No salió para nada ninguna escena del momento presente del libro que comenté, es decir, Almudena Grandes empezó la historia con el suicidio de Marcos, los temores de Jose a la hora de encontrarse con Jaime después de tantos años, y cómo la protagonista se inquietaba cuando recordaba aquellos años en los que formó parte de una extraña relación.

Otra cosa que no me gustó de la película es que quedó un final demasiado inconcluso, terminan la carrera y, acostados sobre la cama (como se pasan la mayor parte de la película), uno se va a trabajar, la otra se queda tumbada y el otro dice que espera una respuesta a la proposición de vivir los tres juntos. No se ven en ningún momento las inquietudes de Jose, sus remordimientos, la preocupación por el qué dirán, los comentarios de las amigas, y mucho menos, como ya he dicho, lo que pasa años después: la muerte de Marcos y el reencuentro con Jaime; ni siquiera se menciona en la película el detalle de que Jaime, aunque parezca extraño, tiene novia y los problemas que esto conlleva. Sí se ve que Marcos le regala a Jose uno de sus cuadros, pero aparece como algo para rellenar como demostrando que no toda la película se rueda en un pequeño dormitorio con una gran cama, pero no se demuestra la importancia de ese detalle, de ese regalo.

No merece la pena perder más tiempo hablando de esta película tan repetitiva y decepcionante, pues lo que podía haber sido una cinta centrada en los sentimientos que azotan a la protagonista se ha convertido en un drama insípido, monótono y muy aburrido. Y luego se quejan de que el cine español está en decadencia...

Puntuación: 1/10.

domingo, 14 de marzo de 2010

Cita de la semana

Voy a adelantar las citas de la semana a los domingos, para empezar la semana con la cita puesta en el sidebar. Esta semana voy a poner una cita relacionada con los animales, pues hace unos días vi unas imágenes que me impactaron bastante y que a uno le hacen pensar lo crueles que pueden llegar a ser algunos "dueños" con sus mascotas, pareciendo incluso que disfrutan. Yo, por mi parte, jamás entenderé ni toleraré ese tipo de actitudes, que no son más que manifestaciones de la sevicia que cultivan desde dentro. Dicha cita la sentenció Mahatma Gandhi, abogado, pensador y político indio (1869-1948), y qué gran razón tenía cuando la pronunció:

"Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales."

sábado, 13 de marzo de 2010

Final Fantasy XIII Edición Coleccionista


Puede que haya cometido una locura pero no pude resistirme. Llevo más de un año leyendo sobre la nueva entrega de Square Enix, sobre la calidad de imagen, de trama, de personajes, de tácticas, de sistemas de combate, de eidolones, etc., etc.,
etc. Soy fiel a la saga Final Fantasy, y no podía dejar de babear cada vez que veía alguna noticia más sobre la decimotercera parte, que con tanta impaciencia he ido visitando una y otra web esperando ver una fecha concreta de lanzamiento en España.



La edición coleccionista lleva la banda sonora original del juego, un libro de tapas duras con imágenes de personajes y borradores, ilustraciones de los eidolones y una pegatina con el emblema de los lu'Cie (que ya me enteraré de quiénes son). Debo reconocer que siento debilidad por las ediciones para coleccionistas, y así tengo Final Fantasy VII - Crisis Core (además del libro que más adelante explicaré, compré el juego con la PSP edición Crisis Core), Final Fantasy Dissidia y, en DVD, Final Fantasy VII - Advent Children.


Por fin anunciaron la fecha definitiva: martes, 9 de marzo de 2010, pero descubrí además que habría una edición coleccionista, lo cual intensificó mi anhelo por conseguir el juego que nos atañe, por lo que visité de nuevo la web, donde podía realizar una solicitud de reserva de la edición coleccionista. Ya me pasó con Final Fantasy VII - Crisis Core, que no me tomaron bien la reserva y en principio me dejaron sin el libro de tapa dura para coleccionistas, pero después de mucho insistir y llegar a un punto de convertirme en una persona cansina pude conseguir al fin el libro por el que hice mi reserva; ¿qué culpa tengo yo de que tomaran mal mis datos y no apareciera en la lista? Debo decir que el embrollo se solucionó porque alguien que había reservado el libro no apareció en las dos semanas fijadas para recogerlo, por lo que me llamaron a mí y me preguntaron si aún tenía interés en el libro (¡claro que sí!), todavía me lo proponen como si me hicieran un favor...

El caso es que quise hacer la reserva por internet (ya que en persona me fallaron), pero no sé si por culpa de mi conexión o de la web en sí no pude realizarla, pues cuando clicaba en el botón para finalizar la reserva siempre me salía "La web solicitada no existe" (o algo así). Esto fue el sábado anterior a la salida al mercado de Final Fantasy XIII, y mis nervios estaban ya a flor de piel, por lo que decidí llamar a la tienda el lunes a primera hora. Una chica me atendió y me dijo que por teléfono no hacían reservas, que debía ir personalmente al establecimiento, lo cual no me pilla muy cerca, pero no quería quedarme sin la edición coleccionista. Le pregunté si para este juego en concreto aún se podían hacer reservas, y me contestó que como salía al día siguiente no habría problema, según creía.


Allá fui por la tarde y me acerqué al dependiente preguntándole si él mismo me podía tomar nota para hacer la reserva; muy amable me preguntó por el juego en concreto, y cuando le dije el que era, me respondió: "No hace falta que hagas reserva. Te lo puedes llevar ahora mismo." Cuál fue mi estupefacción cuando me pronunció estas palabras, no cabía en mí del asombro: "Pero, ¿no salía mañana a la venta?" "Eso es en teoría, pero si me esperas un minuto te lo saco y te lo llevas ya, que han venido a dejarlo en el almacén esta mañana. ¿Te lo llevas ahora, pues?" "¡Pues claro!"


Y así fue cómo logré ser de las primeras personas en conseguir el tan anhelado juego. Ahora el problema es el siguiente: todavía no me he comprado la PlayStation 3. ¡¡¡...!!! No me la he comprado antes porque tampoco había ningún juego para esta plataforma que me motivase tanto como para gastarme unos trescientos euros en una consola, pero ahora con Final Fantasy XIII en mis manos ya tengo por seguro que la edición coleccionista no la voy a perder; ahora sólo me falta ahorrar unos cuantos euros más (si la hipoteca me lo permite) y comprarme próximamente la PlayStation 3 y disfrutar de las calidades en las que tantos millones han invertido los de Square-Enix.


Ayer mismo me acerqué a otra tienda y me hice con la guía de Piggyback, que lo mismo vas a cualquier establecimiento y encuentras de sobra que luego desaparecen de la faz de la Tierra y, si no es por ebay y pujando hasta casi arruinarte para ganar la subasta, no hay manera de lograr tenerla en tus manos.


¿Y vosotros? ¿Habéis probado ya el juego? Espero vuestras opiniones al respecto.

viernes, 12 de marzo de 2010

Castillos de Cartón

Ficha del libro:

Autora:
Almudena Grandes.
Editorial: Maxi TusQuets Editores.
Título original: Castillos de cartón.
Idioma original: Español.
Año de edición: 2009.


Sinopsis:

Cuando María José recibe la llamada de Jaime para comunicarle que Marcos ha fallecido todos sus recuerdos vuelven a su mente, centrados en una historia de amor imposible: María José estaba enamorada de Jaime y de Marcos, y estos dos lo estaban de ella, y el número tres nunca fue un problema para ellos, pero algo les decía que esta relación no duraría para siempre...


Comentario:

Ambientada en la España de los años ochenta, Grandes nos narra la historia de un trío amoroso que sienten una pasión común: el arte. Los tres protagonistas son estudiantes de bellas artes, pero también tienen algo más que les une, un amor imposible y difícil de llevar; en seguida María José se siente dividida en dos, pero ella no es de decisiones salomónicas, y también están sus padres, que no tolerarán jamás ese tipo de relación. Así las cosas, la relación erótica que desarrollan los protagonistas de esta historia son como castillos de cartón, no son sólidos, sino efímeros.

La narrativa de Grandes se deja leer, intercala el momento presente de la historia con los recuerdos de María José, saliéndose de las historias lineales que a veces llegan a cansarme. Como narradora, la autora de Malena es un nombre de tango va a llegar lejos, si es que no lo ha hecho ya. Da gusto leerla, seguir la trama desde la primera página, pues poco a poco se nos va desvelando lo que está ocurriendo mientras leemos y lo que ocurrió hace más de veinte años como si se tratara también del tiempo presente. Por este lado, Grandes hace honor a su apellido.

Por otro lado está la trama en sí, la cual no la considero tan digna de tanta ovación, pues al principio se mostraba interesante, pero a medida que va avanzando se vuelve un poco cansina. Ya digo que de no ser por la técnica narrativa de Grandes no hubiera podido continuar con su lectura, como me ha pasado con varios libros (y en mi mente aparecen dos títulos concretos de los que no pude terminar su lectura y que me llevaron a la zona más profunda de la desesperación, de los cuales ya hablaré en otro momento).

Dio la casualidad de que por el tiempo en que estaba leyendo este libro estaba siguiendo también la lectura del manga Honey & Clover (título del que ya hablé en su momento), ambos recreativos de la vida universitaria de un grupo de estudiantes de Bellas Artes, y fue también casualidad que ambas historias me resultaran tediosas. Se da la paradoja de que en un principio pensé en estudiar esta carrera, pero al final la descarté; no sé si me habrían gustado más ambos títulos si hubiera escogido finalmente Bellas Artes, quizá no, pero por lo menos con la lectura de los textos de Grandes y las imágenes de Umino he conocido un mundo que a mí también me apasiona y del cual apenas sé lo que mi profesora de Historia del Arte impartió en mi época de estudiante de instituto.

Coincidiendo también con la encuesta que puse, publico pues esta entrada centrada en Castillos de cartón, pues yo suelo leer libros y, cuando hacen anime o película, voy a verlos, independientemente de que me hayan gustado o no. Este libro lo leí en septiembre del año pasado (hace seis meses), y justo cuando terminé de leerlo me enteré de que lo habían llevado al cine y quise ir a verla; cuál fue mi sorpresa cuando el filme sólo lo proyectaban en un pequeño cine de un pequeño pueblo y sólo estuvo en cartelera dos semanas; esto no presenta un buen augurio en lo que a la película se refiere. Este fin de semana me han invitado a verla en casa de mis padres, sabedores de que devoré en poco tiempo las páginas del libro que nos atañe, y acepté porque ya casi que me lo he tomado como una obligación, ver y comparar los fotogramas con los textos, por lo que la próxima semana os hablaré de la película y el punto de vista del director, pues no siempre coinciden escritor y director a la hora de desarrollar la misma historia...

Puntuación: 7/10.

jueves, 11 de marzo de 2010

La biblioteca de Umi


Termino hoy con el blog de nerina, La biblioteca de Umi, donde podréis encontrar numerosas reseñas, así como determinadas opiniones de la blogger sobre ciertos temas relacionados con el manga y el anime en su "columna de opinión". Desde aquí os invito a que visitéis su biblioteca personal, la cual no tiene desperdicio y resulta más que interesante cierto tema tratado en él...

Neo Venezia


Presento ahora a Rei-chan, una chica a la que no sólo le gusta el mundo del manga y del anime, sino también todo lo que tiene que ver con Japón, así como con La Bella Italia, y con quien comparto ciertos gustos, como ambos países citados y algunos mangakas. El blog, llamado Neo Venezia, tiene tres secciones dedicadas cada una de ellas a mangakas, doramas y cine asiático, además de otras entradas relacionadas con otros temas, como figuras, vídeos, etc. Un blog realmente recomendable.

Shia y los shojos

Otro blog centrado en los shôjos es Shia y los shojos, donde Shia Chan presenta, además de algunas reseñas y descargas, una gran cantidad de wallpapers con los que personalizar nuestro ordenador. A ver cuál os gusta más de todos los que Shia Chan os ofrece...

Hinakits Shojo's


En Hinakits Shojo's encontraréis todo lo relacionado con el mundo del shôjo, catalogado por autoras, además de encontrar numerosas reseñas, descargas y otros temas tales como cosplay, seiyuuy j-pop. La página merece la pena ser visitada no sólo por ser muy completa en lo que a shôjo se refiere, sino porque Hinakits es una joven chilena que ahora lo está pasando mal por el más que nombrado desastre de Chile tras el nuevo seísmo de esta semana y necesita bastante apoyo. ¡Mucho ánimo, Hinakits!

Holic's Memories

Hoy presentaré una serie de blogs dedicados al mundo del manga y del anime, empezando por Holic's Memories, un blog en el que, además de dichos temas, Holic nos presentará sus compras y otros asuntos como curiosidades, recetas, etc. Merece la pena echarle un vistazo.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Awenyr Luna

Os presento ahora a Awenyr Luna, una joven cantante cuyo blog trata principalmente de temas de ámbito musical. Recientemente ha finalizado un concurso en el que dio cabida a todo aquel que se desenvuelve en el mundo del dibujo, de la escritura, de la música, de la fotografía, etc., del que pronto podremos saber los resultados. Desde aquí le mando mucho ánimo para que pueda cumplirse su sueño y a vosotros os invito a que le echéis un vistazo a su blog y a su música.

martes, 9 de marzo de 2010

Binilla mangas


¿Qué puedo decir de este blog? La gran mayoría de vosotros conocéis Café Sakura tras visitar el blog que ahora nos atañe, a saber, Binilla mangas, un blog donde mi "mentora" presenta todo tipo de aspectos culturales y demás del país del sol naciente, desde reseñas de mangas y animes hasta fotos de lo más divertidas o impactantes de los habitantes nipones. Además, en su blog podemos participar en encuestas, concursos y en las preguntas que Binilla nos formula en cada uno de sus vídeos y críticas generales. Si aún no conocéis este blog os invito a que le echéis un vistazo porque no tiene desperdicio, pues una vez que se entra es difícil resistirse a visitarlo de nuevo.

lunes, 8 de marzo de 2010

Cita de la semana

Esta semana incluyo una frase más que real hoy en día citada por Joaquín Sabina, cantautor y poeta ubetense (12 de febrero de 1949):

"Los gimnasios están llenos, las librerías siguen vacías."

domingo, 7 de marzo de 2010

Navegando con Odiseo


He decidido ir presentando en Café Sakura cada uno de mis afiliados para que los conozcáis y echéis un vistazo a sus respectivos blogs, por lo que empezaré con el primer afiliado que tengo, que es Navegando con Odiseo, un blog relativamente reciente que me recomendaron y que me resulta muy interesante, pues el blogger, el cual se presenta como Odiseo, nos muestra todo lo que nos rodea desde su punto de vista, el cual no siempre coincide con la vox populi y nos hace recapacitar y crear nuestras propias opiniones sobre aquello que, en muchos casos, ni se nos había pasado por la mente.

En su blog, Odiseo crea entradas paralelas a lo que podríamos llamar "ensayos", semejantes a un artículo dominical de cualquier periódico, en los que el blogger se sirve de un lenguaje de lo más exótico, a la vez que inteligible.

Os animo a que os paséis por su Odisea particular y participar en sus disertaciones aportando vuestros propios puntos de vista.


sábado, 6 de marzo de 2010

Nueva encuesta

Se está poniendo muy de moda llevar al cine ciertas historias de tebeos e incluso de videojuegos, pero esto viene de más antiguo; hay muchísimas películas basadas en libros, y de los animes ni os cuento, por lo que me gustaría preguntaros qué soléis hacer vosotros en estos casos, cuando se presenta una película o un anime basados en un libro o manga, si vais a ver la película después de haber leído el libro, o si una vez visto el anime ya no sentís interés por leer el manga. También hay casos en que uno va a ver una película y luego se encuentra con que estaba basado en un libro, pero ¿leeríais el libro después de haber visto el filme?

Os pongo varias opciones para que podáis elegir en la encuesta, aunque también me gustaría que me contarais vuestras opiniones, si habéis tenido la oportunidad de comparar película y libro, o manga y anime, o si considerais mejor leer el libro y no ver la película por si os decepciona, o si es mejor ver la película para ahorrarse el tener que leer cierta cantidad de páginas durante cierto periodo de tiempo, etc. Espero vuestros comentarios y que os animéis a participar en la nueva encuesta.

Resultados de la encuesta

La última encuesta versaba sobre si a los visitantes de Café Sakura les gustaba leer, resultando lo siguiente según las opciones seleccionadas:

¿Te gusta leer?
  1. Sí, me encanta --> 23 (85 %).
  2. De vez en cuando --> 2 (7 %).
  3. Sólo lo que me obligan --> 1 (3 %).
  4. No, no me gusta nada --> 1 (3 %).
Si bien el porcentaje no me cuadra, pues suma en total 98%, el número de votantes ha sido de 27 usuarios a quienes agradezco su participación y les animo a ellos y a los demás a participar en la próxima encuesta que aparecerá en breve. Muchas gracias a todos.

Nueva sección: encuestas

He creado una nueva sección en Café Sakura donde daré cabida a los resultados de las encuentas que iré haciendo cada cierto periodo de tiempo. El nombre de la sección es obvio: "Encuestas". De esta manera, los datos de vuestras votaciones no se perderán y podrán ser consultados siempre que queráis clickando en el icono correspondiente.

jueves, 4 de marzo de 2010

Pacientes con los médicos

Hoy en día usamos el término "paciente" para referirnos al enfermo, o no, que va a visitar al doctor o se encuentra hospitalizado, pero apenas nos detenemos a pensar que tal adjetivo sustantivado se adhiere al concepto de que debemos ser pacientes con los médicos, sobre todo con los de cabecera, pues cuántas veces nos hemos quejado de que te dan cita para las 10:15h y hasta las 12:30h no has podido entrar en la consulta para que te mire la garganta y te mande un jarabe que podrías haber comprado directamente en la farmacia y ahorrarte unas dos horas de espera. En el ambulatorio que me corresponde dan cita a los pacientes cada tres minutos, es decir, en tres minutos el médico de cabecera debe atenderte, examinarte, interrogarte, recetarte y pedirte que avises al siguiente. A primera vista parece que con ese tiempo sobra, pero a mí nunca me ha pasado que los que han entrado antes que yo estuvieran tres minutos o menos, sino mucho más, pues no se sabe si el que ha llamado para pedir cita sólo quiere que el doctor le pase algunas recetas médicas o le examine detenidamente una gripe bestial con convulsiones. Ya de por sí deberían poner un tiempo por paciente más real, unos siete u ocho minutos por cada uno de ellos, para ir con más calma y detectar bien qué es lo que tiene el paciente.

En dicho centro de salud tenemos una doctora que ha revolucionado este sistema; sin embargo, no es consciente de que ni un extremo ni otro son apropiados para los pobres pacientes. Su idea es que debes pedir cita para cada pregunta que quieras hacerle, esto es, si te duele la garganta y además tienes congestión nasal debes pedir cita para ambos síntomas. Parece increíble pero es cierto.

Mi madre, además de ser de tensión muy alta, padece de asma y no puede subir escaleras, ya que tras cinco peldaños se queda sin aire y debe sacarse su inhalador. Fue hace un par de meses, que no pude acompañarla (porca casualidad), se estropeó el ascensor del centro, y tuvo que subir ella sola el piso y medio que dista de la planta baja a aquella donde se encuentra la consulta de dicha doctora. Era la primera vez que iba a ser atendida por esta señora, y se admiró mi madre de ver que en la sala de espera tan sólo había un anciano, el cual entró antes que mi madre. Más le sorprendió ver que, tras un abrir y cerrar de ojos, el hombre ya estaba fuera y pronunció el nombre de mi progenitora. Cuando entró y se dispuso a pedirle que le pasara la receta de los medicamentos que toma para el asma la mujer se enervó y le gritó que cómo esperaba que le recetase tantas pastillas en una misma consulta. Mi madre, entre las escaleras que tuvo que subir y el sobresalto de la doctora se puso tan nerviosa que le empezó a subir la tensión (otro motivo por el que debe medicarse), y la exhortó a que bajara a información y pidiera una cita por cada receta que quería que le pasase. No le dejó siquiera decirle que el ascensor estaba estropeado y que le cuesta recorrer el mismo camino de peldaños una vez más. Bajó, llegó apenas con aire, pidió las citas, no para ella sola, pues eso no estaba permitido, por lo que añadió el nombre de mi padre y su prole. Volvió a subir las escaleras, deteniéndose cada cierto número de peldaños y ayudándose del pasamanos. Una vez arriba, inhaló oxígeno y entró en la consulta. Esta vez la doctora sí que le recetó lo que mi madre necesitaba, un medicamento por cita. Lo peor de todo es que mi madre se alteró tanto por las escaleras que tuvo que subir y bajar y por el trato que le dio esta mujer que cuando llegó de nuevo a la planta baja unas enfermeras tuvieron que ayudarla porque, ahora sí, se había quedado sin oxígeno. Nos llamaron desde urgencias y fuimos para allá a recogerla, donde la tenían con la mascarilla puesta para darle oxígeno. No es de extrañar ahora por qué esta doctora apenas tiene pacientes a los que recetar y, de vez en cuando, perturbar.

Creo yo que para ser médico de cabecera no basta con sacarse una carrera y hacer unas cuantas prácticas, sino que debería saber tratar con los pacientes, pues mi madre no merecía un trato tan brusco y despreciable como el que le dio ésa, quien tiene su puesto asegurado y nada se puede hacer para enmendar el daño que le ocasionó a la mujer que me dio la vida.

miércoles, 3 de marzo de 2010

¿Sabías que...?

En la antigua Roma hubo tres emperadores que, por su mente enfermiza, creyeron ser los propios dioses o héroes en los que creían. Lucio Aurelio Cómodo Antonino, más conocido como Cómodo (sobre todo en la película de Gladiator), hijo de Marco Aurelio el estoico, era un apasionado de los juegos celebrados en el Coliseo entre gladiadores y bestias, en los que él mismo participaba al creerse el mismísimo Hércules.

Antes que él hubo dos emperadores que se creyeron los mismos dioses: Cayo Julio César Augusto Germánico, más conocido por el apodo de Calígula, creyó ser el mismísimo Júpiter, sembrando el terror entre sus familiares, la guardia pretoriana y el pueblo romano. Mantuvo relaciones incestuosas con sus hermanas; Graves cuenta que a una de ellas, Drusilla, la dejó embarazada y rajó el vientre de la encinta para sacar al feto y, tal como hizo Cronos, comerse a su hijo.

Por último tenemos al más loco entre los locos, además de ser uno de los personajes más crueles de la historia universal, Nerón Claudio César Augusto Germánico, más célebre como Nerón y por su "pasión" por el fuego, ya que incendió toda Roma con tal de que reformasen el palacio imperial. Éste se creía el dios de la música, Apolo, y participaba en todos los certámenes musicales de la época, donde ningún jurado se atrevía a reconocer delante de él su ineptitud para el canto y la poesía en general, pues equivalía a firmar su sentencia de muerte, y así salía Nerón victorioso de todos los concursos. Cuentan Tácito y Suetonio que este emperador llegó a encerrar a su auditorio durantes varios días para un recital que daba él y al que debían asistir todos cuantos él considerase oportuno, castigando con la muerte a quienes no asistieran o, habiendo asistido, se durmiesen o pusieran mala cara. Varias mujeres dieron a luz dentro de ese recinto, y muchos espectadores se finjieron muertos con tal de que los sacaran de allí. Tiempo después, cuando se conjuró contra él, acabó con su vida cortándose las venas, y sus últimas palabras fueron: "¡Qué gran artista muere conmigo!"